FANDOM


"Los Toa obtendrán la Máscara de la Vida para mí... y condenarán a su especie en el proceso"
Makuta Teridax

BIONICLE Leyendas 7: Prisioneros de la Gruta
Bionicle leyendas 7.png
Libro
Serie BIONICLE Leyendas
Escritor Greg Farshtey
Editorial Scholastic
ISBN 0-439-89034-9
BIONICLE Leyendas 7: Prisioneros de la Gruta es el séptimo Libro en la serie de BIONICLE Leyendas, lanzado a finales de 2007.

Sinopsis Editar

En la búsqueda de la Ignika, la Máscara de la Vida, la Antidermis esencia de Teridax flota a través del estrecho de El Cordón de piedra en las profundidades de La Gruta. Makuta planea tomar el asunto en sus propias manos desde que los Rahi, Bohrok, y los Piraka una vez utilizados como esbirros todos fracasaron en derrotar a los Toa. Él cree que no puede perder este tiempo, ya que esta vez se utilizará a los Toa para recuperar la máscara para él. También en busca de la máscara están los Toa Inika, que están luchando contra una tribu de Zyglak que fijó su residencia en el Cordón cuando las paredes del túnel comenzaron a agrietarse y el agua comenzó a inundar el espacio pequeño. Los Toa deciden tomar sus posibilidades en el océano abierto que rodea el túnel, por lo que Jaller produce una llama con su espada, lo que permite al equipo ver dónde están nadando. Cuando los Toa emergen en el agua, se encuentran con una enorme Anguila Venenosa, que es responsable de los daños al Cordón. La bestia se da cuenta de la llama, y ​​se va a ella por la perspectiva de una comida. En otros lugares, en el fondo del mar, la Ignika deja escapar un destello de luz mientras el Barraki Pridak está a punto de agarrarla. Las energías de la máscara transforman a los Inika en los Toa Mahri, los cuales quedan inconscientes después de la oleada de energía.

Los Barraki se sorprenden que sobrevivieran a la explosión. Kalmah encuentra a Pridak agarrando la Ignika en un estado de locura, y él también se da cuenta de una gran grieta corriendo por la máscara. Al mismo tiempo, Takadox encuentra inconsciente a los Toa Mahri y espera para ver si la anguila venenosa podría acabar con ellos. Mientras tanto, el Po-Matoran Dekar ha huido de los Barraki y se está quedando sin su suministro de aire. Casi se ahoga en las aguas oscuras antes de que la Ignika lo salvara transformándolo en el carcelero ya muerto muerto de la Gruta, Hydraxon, ahora como Dekar-Hydraxon.

Cuando los Toa Mahri se recuperaron, se ven obligados a luchar contra el veneno de la anguila gigante. Pronto descubren que sus máscaras han cambiado de poderes, y que sus habilidades de relámpago Inika se perdieron. A pesar de ello, se las arreglan para derrotar a la anguila. Al ver el pueblo submarino de Mahri Nui en la distancia, los Toa hacen su camino a la ciudad hundida. Por desgracia, los Matoran que viven allí creen que los Toa son prisioneros escapados de la gruta, y los atacan. Sin embargo, Defilak, actual líder de los Matoran, detiene la pelea y permite a Matoro entrar en la ciudad. Se hace evidente que la transformación de los Toa los ha hecho seres imposibles de respirar aire. Mantienen a Matoro cerca de la ciudad, Defilak dice que los otros cinco Toa Mahri que demuestren que son Toa como ellos dicen, tienen que liberar a los Campos de Aire de los cangrejos Keras de Carapar. Cuando llegan, sin embargo, los cangrejos se van a un lado sin luchar. Los cinco Toa luego encuentran a los seis Barraki, que los toman prisioneros.

Defilak observa todo esto, y evidentemente cree que los Toa y Barraki son aliados. Al ver que no puede convencer a los Matoran de su inocencia, Matoro huye de la ciudad, pero es capturado rápidamente por Hydraxon. Hydraxon coloca a Matoro en una celda en el suelo del hoyo, y le presentó a Maxilos, un guardia robótico y Spinax, un sabueso de Energía. Teridax se ha hecho cargo del cuerpo del robot Maxilos, sin embargo, y revela esto a Matoro, y dice estar de su lado.

Durante este tiempo, los Barraki han decidido esperar hasta que la máscara de la vida es destruida por el Mutágeno y luego usar la energía filtrada para restaurarse a sí mismos a sus formas pre-mutadas. Proceden en este plan dando la máscara a otro preso, Nocturn, para su custodia, ya que no confían entre sí. Mientras esto sucede, los Toa Mahri son capaces de escapar de sus celdas utilizando sus poderes de máscara. Después de romper, un cangrejo Hahnah comienza a seguir a Jaller, atraído por su llama. Más tarde, durante una pelea con Kalmah y Carapar, Kongu desencadena involuntariamente un gigantesco Rahi antiguo de mar con su Kanohi Zatth y el Rahi derrota fácilmente a los dos Barraki y sale de la zona.

En otros lugares, Nuparu encuentra varios Cañones Cordak en una cueva y los muestra a los demás. Cada Toa toma uno, pero Kongu necesitan dos, ya que no tiene una herramienta Toa. Luego regresan a Mahri Nui y Toa Hahli logra ganarse la confianza de los Matoran, hasta cierto punto. Matoro pronto se une a ellos, pretendiendo que Maxilos es un aliado. No menciona nada acerca de que Teridax posee al robot, ya que el Makuta no quiere que los otros Toa lo conozcan. Maxilos sugiere que los Toa se separaren para buscar la máscara.

Mientras esto sucede, Nocturn se aburre de velar por la Ignika y comienza a jugar con la máscara. Luego descubre que mientras él sostiene la máscara de la vida, todo lo que toca muere. Él pone la máscara a un lado por un momento y un Gadunka se esconde debajo de ella en busca de refugio. Imbuido de los poderes de la máscara, poco a poco comienza a agrandarlo, pero Nocturn ya ha caminado con la máscara, en busca de Ehlek para hablarle de su nuevo poder.

En su camino a la Cueva del mar Calamar, Carapar se da cuenta de que la revivida anguila venenosa está luchando con el monstruo que Kongu despertó, pero él sigue adelante. Después de que todos los Barraki llegan, deciden que los Toa deben haber robado la máscara de la vida cuando se escaparon, y se dividen para su captura y recuperar la máscara.

En una parte de la fosa, Mantax ataca Hahli, y casi la mata, sólo para descubrir que la Toa Mahri no tiene ni idea de donde la máscara esta. En otros lugares, Jaller y Kongu se tropiezan con varios huevos de calamar incubándose, y terminan haciendo un trato con Kalmah y Carapar para evitar ser asesinados por los calamares recién nacidos. El acuerdo es que los Toa obtendrían la máscara de la vida, y, a cambio restauraría los Barraki a sus formas del pasado y matarían a Pridak. Mientras tanto, Nuparu y Hewkii son atacados por Ehlek y atrapados en un nido de anguila venenosas. Escapan utilizando sus Cañones Cordak disparando a las anguilas. Hewkii ve a varios de los tiburones Takea de Pridak y aumenta su peso usando su Kanohi Garai hasta que chocan contra las anguilas de Ehlek, causando que Ehlek crea que Pridak ordenó el ataque contra él. Mientras esto sucede, Matoro y Maxilos encuentran a Pridak y a Takadox. El ejército de Pridak de Takea los ataca, pero Matoro usa su Kanohi Tryna para reanimar los esqueletos de animales marinos muertos para luchar por él. Aunque los cadáveres reanimados son finalmente derrotados, las fuerzas de Ehlek llegan y comienzan a atacar a las fuerzas de Pridak. Matoro y Maxilos luego usan la distracción para escapar.

Varias horas más tarde, los Toa Mahri vuelven a Mahri Nui. Defilak está molesto por lo que han hecho los Toa. Además de la muerte de varios Hydruka y Matoran, la hora seguro que los residentes de Mahri Nui aprovecharon se perdió. Los Toa de repente se dan cuenta de que Hahli está ausente. A medida que los Toa preguntan el paradero de sus compañeros Toa, una Ga-Matoran viene y informa que Hahli fue vista por última vez llevando a un grupo de manta rayas de Mantax a Mahri Nui. Mientras tanto, Nocturn se encuentra con Hydraxon y es rápidamente derrotado por el carcelero revivido. Hydraxon ve la máscara de la vida, y la parte de su conciencia que aún mantiene la mente dormida de Dekar le hace darse cuenta de que la máscara es peligrosa. El carcelero apunta con su Cañón Cordak y dispara a la máscara.

Como Matoro y Maxilos van a el último lugar donde fue vista Hahli, Maxilos revela que para revivir a Mata Nui, el Cordón debe ser cortado. Esto daría como resultado el hundimiento de Voya Nui y la destrucción de Mahri Nui. También afirma que todos los Matoran en ambas tierras perecerían.

En otros lugares, en Metru Nui, los Toa Nuva se cuelan en el Gran Templo para encontrar un mensaje que Axonn les había dicho que necesitaban para revivir a Mata Nui. Encuentran el mensaje, que está escrito en un tipo de papel. Es una lista de cosas necesarias para hacer antes de que Mata Nui pueda ser despertado con éxito. Lo primero en la lista por hacer es permitir a los Bohrok completar su misión, limpiar la superficie de la isla de Mata Nui de toda sustancia. Por lo tanto, los Toa Nuva viajan a Mata Nui y liberan a las reinas del enjambre, las Bahrag. Tan pronto como lo hacen, despiertan los Bohrok, listos para limpiar la isla de Mata Nui.

PersonajesEditar

CuriosidadesEditar

  • Este libro fue uno de los dos libros que fueron traducidos al alemán, junto con Ciudad de los Perdidos
  • Legado del Mal, Infierno, Ciudad de los Perdidos y Prisioneros de la Gruta se empaquetaron juntos con una cabeza de Mantax a finales de 2007 para una promoción de Scholastic.

Véase También Editar




¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar