FANDOM


"Pero Makuta no había dejado a los Matoran dormidos sin vigilancia. Su lugar de descanso estaba custodiado por un cruel rey, una horda venenosa, y una reina malvada. Ahora los nobles Toa deben enfrentarse a una telaraña de sombras... "
Turaga Vakama

BIONICLE 3: Red de Sombras
BIONICLE 3 La Red de las Sombras
Película
Director David Molina, Terry Shakespeare
Productor Morten Melbye Andersen
Escritor Henry Gilroy, Brett Matthews, Bob Thompson
Protagonistas Christopher Gaze, Trevor Devall, Paul Dobson
Distribuidor Buena Vista Home Entertainment
Lanzamiento 11 de Octubre del 2005
Duración 76 Minutos
Página de IMDb

Red de Sombras es la tercera película de BIONICLE y la última película de BIONICLE animada por Miramax Home Entertainment. La película se centra en el regreso de los Toa Metru a Metru Nui, con el propósito de rescatar a los Matoran atrapados y tras ser capturados y mutados en los Toa Hordika por los invasores Visorak.

TramaEditar

La película se inicio con Roodaka tallando una astilla del Sello Toa de la Prisión de Makuta con la punta del dedo. El narrador, Turaga Vakama, a continuación, explica los acontecimientos de la película anterior, BIONICLE 2: Leyendas de Metru Nui, explicando entonces que los Toa Metru regresan para rescatar a los Matoran atrapados, y insinuando lo que les espera.

El barco de los Toa Metru se ve atrapado en una tormenta en el Mar Plateado, mientras se dirigían a Metru Nui, y es destruido después de ser golpeado por una ola gigante. Un poco más tarde, NokamaMatauOnewaWhenua y Nuju, aturdidos pero ilesos, se reúnen en la playa donde la mayor parte de los restos del vehículo fueron arrastrados. A continuación, discuten al culpable de la colisión, pero son interrumpidos por la aparición de Vakama, que insta al grupo a ir al Coliseo.

Mientras los Toa avanzan por las calles en ruinas en dirección al Coliseo, son interrumpidos por una estampida de Rahi. Whenua se da cuenta de que los Archivos de la ciudad fueron abiertos por el terremoto de gran magnitud que había ocurrido durante su escape de Metru Nui. Los Toa notan que los edificios de la ciudad están ahora cubiertos de redes gigantes; Whenua especula que las redes son el trabajo de las viciosas hordas de Visorak, Rahi en forma de araña. Vakama insiste en que unos insignificantes Rahi no serán capaces de detener a los Toa de rescatar a los Matoran, pero apenas les recuerda a los otros Toa de su victoria contra Makuta es bruscamente derribado por un disco volador, que lo paraliza. Pronto los otros Toa también se ven afectados por los discos, y caen juntos, incapaces de moverse. Los Visorak Keelerak luego emergen de las sombras para capturar a los indefensos Toa.

WoS Visorak Cocoons

Los Toa Metru en capullos que cuelgan de las redes Visorak

En lo alto de la torre de Turaga Dume en el Coliseo, Sidorak, el líder de los enjambres Visorak, interroga a un explorador Visorak que revela que los Toa Metru han vuelto a Metru Nui, y ya han sido capturados. Sidorak deduce que los Toa han regresado por los Matoran, y se acerca a la terraza, donde se puede ver a los Toa atados en los capullos Visorak. Sidorak se prepara para dar la orden de cortar los hilos que sostienen a los Toa, para que caigan a su perdición; pero la virreina de Sidorak Roodaka aparece, y convence a Sidorak de eliminar a los Toa de una manera más "legendaria". Sidorak está de acuerdo y promete traer a Roodaka los cuerpos de los Toa una vez que estén muertos.

A continuación, los Toa discuten por qué fueron capturados. Vakama se disculpa por su arrogancia, cuando el Veneno Hordika de repente surge efecto. De pronto, su mano se transforma en una Garra Lanzallamas, que sale del capullo y medio quema el capullo de Onewa. Pronto el resto de los Toa comienzan a transformarse de Toa Metru a Toa Hordika. Como se transforman, rompen sus capullos y caen a las nubes por debajo. Nokama se cuelga de un hilo de red por sobre ella, y Vakama es atajado por una red envuelta alrededor de su pie. Toma la oportunidad de pedir perdón a Nokama, antes de que las redes se rompan y caiga junto a sus amigos. Un momento después, Nokama pierde agarre y cae también.

Mientras que los Toa caen, no son conscientes de los seis puntos de luz que aparecen en la distancia. Estos se hacen más grandes hasta que chocan contra los Toa, deteniendo sus caídas. Vakama se examina a sí mismo mientras seres extraños los llevan a él y a los otros Toa a un lugar seguro. Cuando el ser que lo llevaba no responde a sus preguntas, Vakama exige respuestas, haciéndose llamar un Toa. El ser ríe, diciendo a Vakama que ya no es exactamente un Toa.

MakutaStoneCarving

Roodaka tallando una astilla del Sello Toa

De vuelta en el Coliseo, Roodaka rompe un pequeño fragmento de Protodermis del Sello Toa que aprisiona a Makuta, y lo inserta en su armadura, cubriendo su Piedra Corazón.

Abajo, en las calles de Metru Nui, Matau despierta cerca de una fuente de Protodermis, y se horroriza al ver su propio reflejo. Los otro Toa se le acercan, pero él no los reconoce en un primer momento. Una vez que lo hace una discusión pronto estalla entre Vakama y Matau sobre quién es el culpable de la mutación del equipo. Son interrumpidos por Norik, que se posa encima de una estatua cercana y les informa que si desean revertir la transformación, tienen que escucharlo. Mientras tanto, en el Coliseo, Roodaka le habla a Makuta, mientras él puede oírla a través de su prisión, pero es interrumpida por un Keelerak, que le informa que los Rahaga han impedido la muerte de los Toa.

Más tarde esa noche, Norik se presenta y al resto de los Rahaga -Gaaki, Bomonga, Kualus, Pouks e Iruini- y explica la leyenda de Keetongu. Esto lleva a muchas burlas de Iruini, y Norik revela que hay seres que no creen que exista Keetongu. Nokama tiene fe en el Rahaga, pero el resto del grupo parecen divididos sobre las medidas que deben tomar. Eventualmente Vakama habla, diciendo simplemente que ellos llegaron a Metru Nui para rescatar a los Matoran, no a buscar a algún mítico Rahi. Norik apaga la llama en la Garra Lanzallamas de Vakama, preguntado sobre como lograra liberar a los Matoran con su nueva forma; Vakama, frustrado y enojado, se aleja caminando del grupo.

Mientras Vakama se mueve a través de las ruinas, es atacado por un Muaka mutado, y su lanzador Rhotuka se enciende automáticamente, espantando al Rahi. Norik se acerca y advierte a Vakama sobre el poder peligroso de la Rhotuka antes de irónicamente comentar que, en cierto modo, el Toa y el Muaka ahora son muy parecidos. Norik recuerda al Toa del Fuego de las Tres Virtudes, dando énfasis a la Unidad, pero Vakama replica que él no necesita a los demás para completar su misión antes de salir corriendo. Norik vuelve a los otros Toa, y les dice que Vakama necesita un poco de tiempo a solas, y que deben comenzar la búsqueda de Keetongu.

Los Visorak tienden una emboscada a Vakama, ahora solo otra vez, mientras se mueve por la ciudad convertida en desierto. Trata de enfrentarlos, sólo para ser arrinconado hasta el borde de un abismo, y siendo su lanzador Rhotuka desactivado mediante un disparo de suerte. Es entonces capturado por los Visorak y llevado al Coliseo.

RdS Roodaka Convirtiendo aVakama

Capturado, Vakama hablando con Roodaka

En la cámara de Roodaka en lo alto del Coliseo, Vakama es sorprendido por el hecho de que involuntariamente aúlla como un animal en cautiverio. Él pregunta en voz alta que le ha sucedido, y se sorprende al escuchar la respuesta de Roodaka. Ella rompe sus ataduras antes de revelar que ella tiene una oferta que hacerle.

Norik lleva a los cinco Toa Hordika al Gran Templo, diciéndoles que la información sobre Keetongu puede estar situada en su interior.

Mientras tanto, Vakama y Roodaka conversan en una terraza en lo alto del Coliseo, Roodaka le revela que Sidorak no es consciente de que Vakama ha sido capturado. Vakama critica el liderazgo de Sidorak, y Roodaka le dice el Toa del Fuego que sus Boggarak que la rodean respetan su liderazgo por temor a su poder - mientras ella cree que cualquier líder debe ser temido y respetado, incluso el de un equipo Toa.

De vuelta en el Gran Templo, los Toa deciden que su actual aspecto profanaría la santidad de la mítica estructura, y después de breves quejas de Matau se disponen a defender las diferentes puertas al templo, mientras que los Rahaga vuelan hacia el templo solos.

En lo alto del Coliseo, Roodaka demuestra su liderazgo ordenando a sus guardaespaldas Visorak lanzarse por el borde, algo que hacen voluntariamente. La última sorpresa de Vakama es la vista desde el extremo de la terraza - Ta-Metru en ruinas, inundado de Protodermis fundida- Roodaka le dice que si él se une a ella, y dirige a los Visorak a través del miedo como un líder debería, podría devolverle su antigua gloria y dominar la ciudad. Vakama le dice a la virreina que él está interesado en su oferta, y sus pupilas desaparecen cuando sus ojos se tornan de un color verde enfermizo.

Dentro del Gran Templo, ha caído la noche, y Gaaki traduce tabletas de piedra. Ella es sorprendida por la entrada de Norik, y ella le dice que piensa haber escuchado a alguien más entrar en el templo también. Norik envía a Gaaki arriba antes de revelar a Vakama, que se esconde entre las sombras, que es consciente de su presencia. Los dos hablan brevemente y Norik se da cuenta que Vakama ha estado hablando con alguien que ha corrompido sus pensamientos. Norik intenta convencer a Vakama para reunirse con los otros Toa, pero Vakama afirma que es más fuerte por sí solo, lo que demuestra generando una poderosa llama sin ayuda de su Garra Lanzallamas antes de saltar detrás de Norik y atacarlo.

A la mañana siguiente, con los Rahaga todavía sin regresar, Nokama, Matau, Onewa, Whenua y Nuju se dirigen al Gran Templo sólo para encontrarse con que esta en llamas. Al entrar, Nuju utiliza la lente en su máscara para localizar a Norik, que Whenua libera de un montón de escombros. Con Norik herido y los otros Rahaga desaparecidos, Nokama desea con tristeza que Vakama estuviera aquí para guiarlos, y Norik revela que el Toa Hordika del Fuego fue el responsable de los daños.

Fuera del Coliseo, Vakama habla con Sidorak por el intercomunicador. Sidorak rechaza inicialmente al Toa, afirmando que su especie son enemigos de los Visorak, pero Vakama revela que él es un Toa Hordika, y que ha capturado a los Rahaga. Intrigado, Sidorak abre la puerta e invita a Vakama a pasar.

Movie Keetongu

Keetongu despierta

Fuera del Gran Templo, Norik revela a los Toa Hordika que Vakama ha cambiado producto del Veneno Hordika, poco antes de revelar la pista que descubrieron para encontrar a Keetongu - seguir "las lágrimas que caen hasta que alcanzan el cielo". Indica entonces un río que fluye desde la parte superior del Gran Templo, revelando que él cree que es "las lágrimas", y el grupo comienza a seguir su curso.

En el interior del Coliseo, Vakama se encuentra en la arena por encima de donde están los Rahaga. Bomonga lo llama por su nombre completo, y Vakama le dice que el título de Toa no tiene sentido para él ahora. Bomonga dice que podría tenerlo una vez más. Los Toa Hordika siguen el rastro de las lágrimas que caen a lo largo de la isla de Metru Nui, en constante conflicto con las hordas Visorak. Llegan a Ko-Metru y el final del río. Delante de ellos se encuentra un pilar espiral de Protodermis congelado. Los Toa entran y llegan a una cámara con un charco de Protodermis líquido en el centro. Matau dice que Keetongu no está ahí, pero Norik lo llama en el interior. Norik llama en voz alta en la cámara a Keetongu, indicando que los Toa requieren su ayuda. Justo cuando Matau está a punto de irse, la cámara comienza a temblar mientras que la piscina rueda y hierve. Desde la piscina salen grandes bloques de Protodermis congelada, posado sobre estos se encuentra el legendario Keetongu.

Vakama sube a la tarima de piedra que lleva al gran trono. Roodaka lo incita, diciéndole que toque el trono. Sidorak entra, resguardado por dos Oohnorak y un Keelerak. Da las gracias a Vakama por capturar a los Rahaga, pero Roodaka dice que es sólo el principio. Ella presenta a Vakama a Sidorak para quitarle las tareas del día a día del mando de la Horda. Al ver que Sidorak duda, ella también le ofrece tener al resto de los Toa capturados y entrenados como Vakama. Después de que Roodaka ofrece a todos los Toa como un regalo de compromiso, Sidorak de buena gana está de acuerdo y da el mando de la Horda a Vakama, manteniendo su puesto Sidorak como autoridad absoluta. Sidorak camina con Vakama a la arena y muestra a Vakama el espectáculo. Miles de Visorak cubren el suelo. Ante la gran masa de seguidores, Vakama emite un aullido largo, que devuelven los Visorak. Mientras que los Visorak marchan por las pasarelas en los lados de la arena, Roodaka dice a Vakama que este listo, porque muchos cambios pronto por la noche ocurrirían.

En la guarida de Keetongu, los Toa cuentan su historia a Keetongu. Keetongu declina su petición para recuperar a Vakama y devolverlos a sus formas normales, ya que ellos debían luchar contra el flagelo de los Visorak como estaban y no podía iniciar una batalla en su nombre. Sin embargo, él ve su misión como noble y les ofrece su ayuda. Los Toa Hordika entonces emiten un grito de Unidad y Matau ofrece al Rahi a unírseles, lo cual Keetongu acepta.

Sidorak, Roodaka, y Vakama están esperando pacientemente la llegada de los Toa Hordika. Tras el corto silencio, el Coliseo comienza a emitir un tono reverberante de campana. Al ruido se le une un estruendo profundo que viene de una de las puertas que adornan las paredes de la arena. Explota la puerta, lanzando a Visorak volando junto con las piedras. Los Toa entran a través de esta, blandiendo sus armas. Se detienen en el centro de la arena, y Nokama llama a Vakama. Roodaka mira a Vakama y le recuerda que ya no necesita a los otros Toa. Envalentonado, el Toa Hordika del Fuego salta a las puntas de las lanzas ornamentales y exige que los Toa prometan su lealtad a él. Cuando se niegan, arranca una de las lanzas fuera y la tira a los Toa. Se activa entonces el resto de las puertas de enlace, liberando a la horda Visorak en la arena. Los Toa esperan en el centro de la arena y cargan sus Rhotuka. Cuando los Visorak se detienen y comienza a atacar, los Toa disparan y se agarran de sus Rhotuka con sus herramientas y vuelan a una estatua en un extremo de la arena, con la excepción de Matau, que vuela fuera de la arena por completo.

Visorak Rhotuka

Los Visorak pelando con los Toa Hordika

Sidorak todavía está confundido por el ruido de golpes penetrando en el edificio. Roodaka mira a un Rahi amarillo subiendo por la pared hacia ellos. Vakama les dice que es Keetongu y se ofrece a eliminar al Rahi, pero Roodaka le dice que no, que Sidorak debería hacerlo. Se alejan del mirador, pero antes Roodaka le dice a Vakama que se quede y espere. Cuando se van, se balancea Matau desde una red, agarrando a Vakama, y ​​luego cayendo junto con Vakama a un conjunto de redes en el lado del Coliseo. Después de una breve discusión, Vakama tira a Matau del lado del edificio con un disparo de su Lanzador Rhotuka. Matau agarra un pedazo de red y sube hacia el Toa del Fuego, que desaparece en la cornisa de un balcón.

Desde un muelle de carga, Roodaka y Sidorak se enfrentan a Keetongu. Sidorak dispara múltiples veces desde su Cuchilla del Control, pero el Rahi escala y se las arregla para esquivar cada uno. Harta, Roodaka dispara una ráfaga de sombra de sus Garras Capturadoras. La explosión golpea al Rahi, enviándolo en caída desde el edificio a la arena muy por debajo. Tras el impacto, se hunde el piso de la arena y se levanta, acabando con varios Visorak. Sidorak proclama el fin de Keetongu, pero Roodaka le manipula para ir a la arena para asegurarse. Cuando llegan al cráter, Keetongu despierta, y Roodaka abandona a Sidorak. Sidorak suplica por su vida antes de que el Rahi enfadado, lo acabe con sus poderosos puños cerrados, aplastándolo. Roodaka hace una pausa sólo para tocar el fragmento en su armadura.

En la arena, los Rahaga están luchando para liberarse de las redes que los mantienen amarrados. De repente, aparece Norik, y utiliza su Bastón para disparar ráfagas de energía lo suficientemente fuertes para liberar a los Rahaga. Estos despliegan sus helices de vuelo y se unen a la batalla justo a tiempo para salvar a Nokama de un Vohtarak dejando caer a un Roporak sobre este.

Matau camina con cautela por el balcón, hasta que Vakama lo ataca desde las sombras. Matau lo esquiva. Pronto una corta batalla estalla, terminando con Vakama tirando a Matau por el balcón. Antes de que el Toa del Fuego pueda irse, sin embargo, el Toa Hordika ve que la mano del Toa del Aire aparece en la cornisa. Vakama la pisa y llama a Matau débil. Matau aprovecha la oportunidad para pedir disculpas mientras Vakama está a punto de dar el golpe final. La sensatez vuelve a Vakama justo cuando Matau menciona que tenían un deber que cumplir. Vakama da un paso atrás, pero Matau ya no puede mantener su agarre y cae hacia la arena. Vakama no desperdicia tiempo y toma un pedazo de red y se lanza tras él. Atrapa a Matau en el aire y continúan cayendo agarrados a la red. Sus caras quedan a centímetros del piso de la arena cuando la red se tensa y les empuja de regreso, lejos de peligro.

Hordika Rhotuka

Los Toa Hordika disparando sus Rhotuka a Roodaka

Los Toa Hordika lucharon valientemente contra los Visorak, pero las probabilidades están en contra de ellos, ya que son rodeados en el centro de la arena. Los Visorak se acercan, pero luego se detienen ante un fuerte rugido en la distancia. Una de las puertas se ilumina en verde, y luego un gran Rhotuka viene volando hacia ellos. Este golpea a los cuatro Toa y a sus aliados Rahaga, tirándolos al suelo. Desde la puerta de entrada, Roodaka entra en la arena montando un enorme Visorak de concha dorada. Ella se baja y se da cuenta que falta uno de los Toa. En ese momento, Vakama llega y empuja a Matau al suelo delante de los otros Toa Hordika. Roodaka le da las gracias, pero antes de que pueda empezar la extracción de sus Poderes Elementales, los cinco Toa disparan a ella sus Rhotuka cargados elementalmente. Roodaka se ríe de la inefectividad de los disparos, y clama que sus ataques son inútiles, siempre y cuando los Toa no estuvieran unidos, y como Vakama estaba de su lado, no podrían ganar. Vakama afirma entonces que quería hablar con ella sobre eso y prepara su lanzador Rhotuka, a pesar de que no lo carga elementalmente. Roodaka a continuación, afirma que si Vakama la mata, los Visorak los matarían a él y a sus amigos. Vakama le recuerda que Sidorak lo puso a cargo de los Visorak, y él les ordena a dispersarse, por lo que la horda se dispersa y abandona Metru Nui. Vakama luego afirma que sólo dirigirá a aquellos eligen seguirlo, y la golpea con un disparo cargado elementalmente. Mientras su Rhotuka se acerca, el fragmento en su armadura comienza a absorber la energía que corre por sobre su cuerpo. Cuando el dispara de Vakama la golpea, Roodaka cae al suelo, y el fragmento en su armadura libera la energía. Desde el fragmento una Mano de Sombras emerge y se lleva a Roodaka, dejando sólo el fragmento de su armadura. Norik se da cuenta de que era un fragmento del Sello Toa de Makuta, y puesto que el fragmento fue destruido, así también ocurrió con su prisión. Vakama responde que no importaba, porque ya no tenía miedo de Makuta.

Keetongu viene herido. Vakama le ayuda a ponerse de pie y le dice al Rahi que no debe nada a los Toa. Sin embargo, Vakama pide al Rahi que si puede cambiarlos otra vez. Keetongu pregunta por qué, y Vakama dice que era su Destino ser Toa y mantener su promesa a los Matoran. Keetongu acepta y libera cantidades enormes de energía para limpiar a los Toa.

WoS Great Rescue Airships

Aeronaves despegando de Mahri Nui

Los Toa empiezan a cargar las Esferas Matoran en aeronaves con la ayuda de Keetongu y los Rahaga. Una vez hecho esto, Vakama conversa brevemente con Norik. Él le da las gracias por su ayuda. Norik dice a Vakama que a causa de él, Norik llegó a ver una leyenda hecha realidad, y ahora sabía que los Matoran estaban en muy buenas manos. Vakama sonríe y va a los controles de la aeronave. Matau se acerca a los controles, desacopla del Coliseo, y pilota sus cinco aeronaves unidas por medio de correas de sujeción, deteniéndose el tiempo suficiente para dar un último adiós a Norik y a Keetongu. Mientras que los Toa se acercan a la Gran Barrera, Onewa ve lo que queda de la prisión de Makuta, que ahora ya no contenía al Maestro de las Sombras. Vakama dice que pronto amenazara a los Matoran, una vez más. Nokama le pregunta qué van a hacer cuando lo haga. Vakama responde que encontraran una manera de derrotarlo. Matau dirige las aeronaves por un agujero en la barrera, saliendo a la luz y a la isla que se encuentra pasando los acantilados.

RepartoEditar

Personaje Actor Original Actor de Doblaje
Vakama Alessandro Juliani Enzo Fortuny
Matau Brian Drummond Arturo Mercado Jr.
Nokama Tabitha St. Germain Erica Edwards
Nuju Trevor Devall Raúl Anaya
Onewa Brian Drummond René García
Whenua Paul Dobson Leonardo Agustín
Sidorak Paul Dobson Rubén Moya
Roodaka Kathleen Barr Rebeca Patiño
Norik Francés Tickner Cesár Izaguire Siminao
Turaga Vakama (Narrador) Christopher Gaze Ramón Menédez

Trivia Editar

  • La banda sonora de esta película fue compuesta por Nathan Furst.
  • Al igual que las anteriores películas, el DVD de la película incluye varios contenidos adicionales:
  • TakanuvaJaller y Hahli, personajes de la primera película, hacen cameos en el epílogo.
  • La broma de Onewa sobre no escuchar el nombre de Keetongu difiere en las versiones de la película para diferentes idiomas.
    • En la versión en Español es "¿Que Tengo?"
    • En la versión en Inglés es "The Key to Nongu?", que significa "¿La Llave de Nongu?"
    • En la versión italiana es "Chi è Tongu?", que significa "¿Quién es Tongu?", seguido de un adicional "E lo chiedi a me?" Que significa "¿Y me estás preguntando a mi?"
    • En la versión húngara es "Hova? Ki a Nongu?" Que significa "¿Dónde? ¿Quién es el Nongu?"
  • Después de que los Toa son capturados, Sidorak se refiere a un Keelerak como "Kollorak." Esto fue considerado durante mucho tiempo como una mala pronunciación por la comunidad de fanáticos hasta que Greg Farshtey declaró que Kollorak era el nombre de ese Keelerak específico.
  • En la mayoría de los países de Latinoamerica la película tiene el nombre de "Red de Sombras", mientras que en otros países de habla hispana, se conoce como "La Red de las Sombras".

Véase TambiénEditar

Enlaces ExternosEditar



¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.